Noticias

A 162 años de la muerte del maestro Simón Rodríguez, revolucionario por convicción

(Prensa Infocentro 28.02.2018)-Tal día como hoy, un 28 de febrero de 1854, falleció el ilustre intelectual maestro, Simón Carreño Rodríguez, en el pueblecito de Amotape, en la Ciudad de Perú, quien inculcó el modelo revolucionario a su discípulo Simón Bolívar, abriéndole los horizontes del pensamiento libertario.

Simón Rodríguez fue uno de los intelectuales americanos más reconocidos de la época, por su destacado conocimiento de la sociedad hispanoamericana y la concepción de un modelo educativo revolucionario, que intentaba adaptarse a las características de las naciones americanas.

En el año 1791 el cabildo de caracas lo admite para ejercer el cargo de maestro, en la escuela de primeras letras para niños, donde llegó a conocer a El Libertador, Simón Bolívar, uno de sus mejores alumnos y su mas ilustre discípulo, quien refiriéndose a la enseñanza que él le brindó, en carta al general Santander, diría que su maestro "enseñaba divirtiendo". 

Ese espíritu de superar las rígidas costumbres educativas de la colonia está presente en toda la obra y el pensamiento de Simón Rodríguez. Con sus escritos defendió ideológicamente la obra de Bolívar.

Hacia el final de su vida ejerció la docencia en Quito y Guayaquil (Ecuador), donde un incendio destruyó gran parte de su obra escrita.

Setenta años después, sus restos fueron trasladados al panteón de Perú, y luego a su Caracas natal, hallándose desde 1954 en el Panteón Nacional.

Oficina de Comunicación Popular y Estratègica OCE